Seguridad al Utilizar Zoom

Ya son conocidas varias de las debilidades de seguridad del sistema de video conferencias Zoom, el cuál se ha popularizado desde que la pandemia Covid-19 nos llevó a muchos a trabajar, enseñar o aprender a distancia.

Dejo aquí algunas recomendaciones de seguridad al usar Zoom:

  • No compartir ni abrir enlaces (links).
  • Configurar las reuniones y aulas como privadas, activando “requerir contraseña”.
  • No publicar el enlace en redes sociales ni sitios públicos, de manera que el link sólo lo reciban los destinatarios de la sesión.
  • Configurar Zoom de manera de sólo permitir que el anfitrión y los co-anfitriones compartan su pantalla o contenido, y no los participantes.
  • Recomendar a los usuarios que tengan la versión actualizada de la aplicación.

Si durante una sesión se produce un ataque de trolls* (gritos, imágenes inadecuadas, dibujos sobre las presentaciones, etc. - ya tuve la experiencia y es muy desagradable y desalentadora) los pasos a seguir, son los siguientes:

  1. Detener la grabación de la sesión, si es que se estaba haciendo.
  2. Bloquear la reunión para que nadie mas pueda ingresar.
  3. Silenciar a todos los participantes.
  4. Quitar la opción de reactivar su propio micrófono, y volver a silenciar a todos.
  5. Cambiar la configuración del chat, para que nadie pueda escribir.
  6. Si se estaba compartiendo pantalla o pizarrón, desactivar la opción que permite a los participantes hacer anotaciones.
  7. Remover individualmente a los usuarios identificables como trolls.

En caso extremo cerrar la sesión para todos, y comunicar por otra vía a los verdaderos participantes, cómo se continúa con la actividad (nueva sala con contraseña).

  • En la jerga de Internet, un trol (del noruego troll), describe a una persona con identidad desconocida que publica mensajes provocadores, irrelevantes o fuera de tema en una comunidad en línea, como pueden ser un foro de discusión, sala de chat, sesión de video conferencia, o similar, con la principal intención de molestar o provocar una respuesta emocional negativa en los usuarios y lectores, con fines diversos (incluso por diversión)​ o, de otra manera, alterar la conversación normal en un tema de discusión, logrando que los mismos usuarios se enfaden y se enfrenten entre sí.
8 Me gusta

También es posible participar a una reunión Zoom unicamente utilizando el navegador, lo que NO evita las problemáticas citadas aquí arriba, pero al menos permite a aquellos que no quieran instalar la aplicación en su propia maquina (software del cual se han reportado varias fallas de seguridad y comportamiento invasivo) participar a la reunión. Para ello el organizador de la reunión tiene que habilitar la opción “participar por navegador”.

Instrucciones para habilitar esta opción aquí

1 me gusta